jueves, 3 de mayo de 2018

Según un informe, Santa Fe está tercera en casos de bullying en el país

Santa Fe es la tercera provincia del país con mayor cantidad de casos graves de bullying denunciados en la Justicia y/o el Ministerio de Educación, según cifras que reveló el Informe Anual del Observatorio Nacional de la ONG Bullying Sin Fronteras este miércoles, en que se conmemora el día mundial contra el acoso escolar.
El informe abarca casos graves denunciados entre el primero de octubre de 2016 y 2017 por padres, encargados, docentes y alumnos ante la Justicia y los ministerios de Educación provinciales o de la Nación, de los casos que llegan a la Justicia, de los reportes de hospitales públicos y otras fuentes, según explicaron desde la ONG.
Estas cifras revelan que, con 377 casos, Santa Fe es la tercera provincia del país en cantidad de denuncias de bullying, sólo por debajo de la provincia de Buenos Aires (587 casos) y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (527). Debajo aparecen provincias como Córdoba (298 casos), Formosa (191) y Corrientes (177).
De acuerdo a este trabajo, el acoso escolar en todo el país aumentó un 30 por ciento respecto al año anterior, cuando se habían contabilizado - 2.236 casos denunciados. De todos modos, el crecimiento es exponencial: en 2015 se denunciaron 1.631 casos, en 2014, 1.192 y en 2013, 822 casos.
Según indicaron desde Bullying sin Fronteras, más de la mitad de los casos se produjeron en  escuelas públicas y privadas de la Provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, San Luis, San Juan, Formosa, Corrientes y Misiones.
La ONG realiza este informe anual desde el año 2013 con un equipo multidisciplinario conformado por médicos, psiquiatras, psicólogos, psicopedagogos, educadores, abogados, periodistas, padres de chicos que han padecido bullying y colaboradores. “Es un trabajo maratónico donde la información va llegando y es menester recopilarla y ponerla a disposición de ministerios, universidades, medios, institutos de enseñanza públicos y privados, docentes, padres, chicos y un largo etcétera”, señalaron.
Bullying son fronteras fue una de las entidades que consiguió que la Unesco establezca al 2 de mayo como el Día Mundial Contra el Acoso Escolar, una fecha que apunta a concientizar a la población mundial sobre un problema que afecta a millones de jóvenes en todo el mundo.

miércoles, 18 de abril de 2018

Proponen una Ley para concientizar y prevenir el Grooming

“Cada vez nos enteramos de nuevos casos de abusos que no solo involucran a adultos en forma individual sino que se dan en entornos vinculados a instituciones deportivas, religiosas, sociales”, expresó la diputada provincial Alejandra Lordén. –
Luego de haber trabajado la temática y habiendo propuesto con anterioridad, jornadas de concientización en las escuelas, la presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja bonaerense, Alejandra Lordén, presentó un proyecto de Ley para crear el “Sistema Provincial de Concientización e Información para el uso responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y para la Prevención y Cuidado frente al Grooming”.
Al Grooming se lo define como las acciones deliberadamente emprendidas por parte de un adulto por medio de comunicaciones electrónicas, para contactar a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.
“Lamentablemente, cada vez nos enteramos de nuevos casos de abusos que no solo involucran a adultos en forma individual sino que se dan en entornos vinculados a instituciones deportivas, religiosas, sociales. Es por ello, y más allá si el vínculo fue o no a través de la tecnología, que debemos poner mucho énfasis para concientizar y, de esta manera, alertar a los menores sobre estas prácticas”, expresó la diputada oriunda de Saladillo y representante de la Séptima Sección Electoral que comprende, entre otros distritos, al de Azul.
Como ocurre en diferentes ámbitos de la vida cotidiana, continuó la legisladora, “es importante remarcar que las instituciones como tales no comenten delitos ni malas acciones, sino que lo hacen las personas que las integran”.
“Estamos proponiendo que desde el Estado, se generen recursos tendientes a evitar y prevenir este tipo de acciones”, aseguró la Diputada acerca del proyecto que establece la confección y difusión de recursos didácticos, bibliográficos y digitales que permitan conocer los riesgos y peligros relativos al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación; la capacitación de docentes; asesoramiento a las familias de la comunidad educativa; incorporar contenidos en la enseñanza oficial; impulsar estudios e investigaciones sobre el Grooming; entre otros puntos.
“Los más chicos son expertos en el manejo de los aparatos electrónicos y navegan la web de forma muy natural. De manera intuitiva, encuentran lo que buscan y se entretienen con juegos on line. Pero hay un detalle: NO dejan de ser NIÑOS”, explicó Lordén, asegurando que es necesario que los adultos conozcamos los riesgos a los que pueden llegar a exponerse los chicos, para poder cuidarlos y enseñarles a cuidarse.
REFORZAR LEGISLACIÓN QUE ESTÁ EN VIGENCIA
Habiendo citado diferentes legislaciones y antecedentes que se implementaron en varios países, la diputada mencionó que con este proyecto, “se apunta también a reforzar lo establecido en el artículo 34 de la Convención sobre los Derechos del Niño, que establece que el Estado debe protegerlos contra todas las formas de explotación y abuso sexual”.
“Es necesario que trabajemos en conjunto desde los diferentes ámbitos, ante estos problemas tan complejos y que afectan a uno de los grupos más vulnerables y sensibles de nuestra sociedad, para que la prevención arroje resultados positivos”, concluyó Lordén.


Diario EL TIEMPO

viernes, 6 de abril de 2018

Por qué la privacidad en internet es importante para quienes no tienen nada que ocultar

El argumento supone que corresponde a quienes tienen algo que esconder o, peor aún, supone que todo el mundo tiene algo que no quiere mostrar. Sin embargo, la privacidad es otra cosa, y es un derecho básico
Tras el abuso de los datos de 50 millones de usuarios de Facebook por parte de la consultora electoral Cambridge Analytica, la cuestión de la privacidad se puso en primer plano. La malversación de la información de los individuos durante las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2016 se hizo a partir de datos que se manifiestan en el muro de alguien, como la edad, el género, la ciudad de residencia o la preferencia política; sin embargo, muchas personas creen que el tema no les concierne porque no tienen nada que ocultar.
El argumento tiene defensores —el ex CEO de Google, Eric Schmidt, por ejemplo: "Si haces algo que no quieres que se sepa, acaso no deberías estar haciéndolo en primer lugar", dijo— y, sobre todo, tiene críticos, ya que el escándalo reveló la forma en que se pueden monetizar los datos de las personas con fines de toda clase, incluida la manipulación de su opinión. "La privacidad no se trata sobre tener qué esconder o no", dijo Ignacio Cofone, investigador del tema en la Universidad de Nueva York (NYU), a Mic. "Se trata de cuál es el flujo socialmente aceptable de la información y cuál no lo es".
La formulación también oculta el valor relativo de los datos. "¿Nada que ocultar de quién?", preguntó Cofone. "Hay cosas que uno compartiría con su pareja, pero no con extraños en la calle". Pero el problema principal del argumento "no tengo nada que ocultar", enfatizó, es que "supone que la privacidad es importante solo si uno tiene algo que ocultar". El caso es el opuesto, recordó el experto de NYU. "Si empezamos a argumentar sobre cómo todo el mundo en realidad tiene algo que ocultar, perdemos de entrada", dijo. "De ese modo la privacidad se presenta como algo para pervertidos".
También Rebecca Ricks, experta en tecnología de Mozilla, defendió la privacidad como derecho general. "Es importante reconocer que no se trata de esconder, sino de tener, y ejercer, el derecho a mayor control sobre quién ve nuestra información personal", dijo al autor del artículo, Xavier Harding. "En nuestras vidas sociales y en red mucho es contextual: hay conversaciones que tengo con mis amigos que no querría que viera mi familia; hay información que le doy al banco que no quisiera que viera un hacker". En su opinión, "reforzar los controles de la privacidad significa mejorar la confianza y la comunicación en línea".
Aunque una persona nunca haya hecho algo ilegal, "puede elegir no tuitear el domicilio de su madre o andar por la calle gritando sus claves de seguridad", ilustró Harding. "Las cosas se complican cuando el Gobierno decide que no le gusta tu religión o no está de acuerdo con aquello por lo que protestas".
Cuando interviene la ley, además, no todo es tan nítido como se presume. En el caso de los inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos como menores de edad sin documentos, hasta hace pocos meses contaron con un estatus migratorio legal, el DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés), y ahora volvieron a quedar del lado incorrecto de las normas. Advirtió Mic: "Según señala la Fundación Frontera Electrónica, el Departamento de Seguridad Nacional emplea la vigilancia de las plataformas tecnológicas contra los inmigrantes indocumentados, algo que muchos no se esperan cuando se registran en los servicios de las redes sociales".
Por último, señaló el texto, el 51% de las personas no cambiarían la privacidad de sus datos por servicios gratuitos, según una encuesta de PEW Research Center.